X

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

jueves, 28 de marzo de 2013

Today we live (Howard Hawks, 1933): un melodrama fragmentado y bizarro


Traigo hoy a colación esta película y llamo la atención sobre ella no por su valor global: al fin y al cabo, se trata de un plomizo melodrama de guerra, escasamente convincente tanto por lo que hace a su argumento como en lo que se refiere a las interpretaciones de sus actores protagonistas. Pese a ello, sin embargo, la película tiene un bizarro "toque Hawks" del que merece la pena disfrutar, y reflexionar sobre él.

Apuntaré tan sólo cuatro secuencias:

- Diana (Joan Crawford), su hermano Ronnie (Franchot Tone) y su enamorado Claude (Robert Young) persiguen y capturan una cucaracha por debajo de la mesa. Diana, embelesada, juega con ella (!!!).

- Diana confiesa a su hermano que Claude y ella "no han esperado" (es decir: que han mantenido relaciones sexuales antes de casarse). Ronnie sonríe se alegra y lo acepta sin mayor problema.

- Diana presta iguales atenciones a su hermano y a su amante. Actúan todo el tiempo como un trío (!!!). Y Ronnie, de hecho, gestiona la relación de pareja de Diana y de Claude, se interesa por los sentimientos de ella por un tercor, Bogard (Gary Cooper), regula la relación entre los tres (entre los cuatro)...

- Ronnie, Claude y Bogard arriesgan sus vidas en sendas "pruebas de hombría", retándose... y cogiéndose aprecio, al descubrir, los unos de los otros, que son, todos ellos, "verdaderos hombres".

De este modo, el marco genérico (del melodrama de guerra) sirve, antes que nada, para que Howard Hawks realice operaciones de introducción dentro del mismo, de su estructura más convencional, de escenas como las que acabo de describir.

De manera que lo que al final acabamos contemplando es una narración que, resultando completamente insatisfactoria en términos globales, no obstante, aporta momentos de fractura: de distanciamiento, en suma, respecto de la historia convencionalmente melodramática. Para poner de manifiesto, de forma apenas disimulada, las tensiones, sexuales y de género, que subyacen: que subyacen siempre, en cualquier narración melodramática. Pero que aquí, a causa de la extrañeza de algunas de las secuencias, se explicitan de modo palpable.

(Véase una más amplia reseña de la película, en este mismo sentido, aquí: http://seul-le-cinema.blogspot.com.es/2009/01/today-we-live.html)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más publicaciones: