X

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

miércoles, 20 de enero de 2010

"Pinky", de Elia Kazan: sobre la fluidez de las identidades




Con la brillantez, tanto narrativa como visual, habitual en él, Kazan nos presenta una historia sobre la fluidez de las identidades (aquí, étnicas) y, consiguientemente, de los prejuicios (aquí, racistas): nos narra las dificultades de una mujer de sangre afroamericana, pero apariencia caucásica, para aceptar quién es (quién dicen l@s demás -imbuidas por el poder- que es).

Al cabo, la historia versa sobre el racismo, pero también sobre los dilemas de la construcción de la propia identidad: ¿renegar de lo que "se es" (lo que nos han impuesto que seamos), o intentar aceptarlo, con orgullo y reivindicación (I'm black and I'm proud, cantaba James Brown), aun si ello significa verdaderamente reafirmar las barreras establecidas? Faltan, claro está, otras dos posibilidades (obviamente, los guionistas -Philip Dunne y Dudley Nichols- no habían podido leer a Judith Butler ni a quienes sostienen la queer theory): aceptar la identidad impuesta y criticarla; o, simplemente (¿simplemente?), deconstruirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más publicaciones: