X

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

martes, 7 de octubre de 2014

Unrechtsstaat: réplica a Jesús Fernández-Villaverde


El pasado viernes publiqué un comentario (reproducido también en este Blog) a la entrada Unrechsstaat que Jesús Fernández-Villaverde había publicado en el blog Nada es gratis, criticando su intento de emplear el debate político alemán actual sobre la aplicación de este término a la D.D.R. (República Democrática Alemana) para extraer consecuencias en la política española (básicamente, para criticar a las izquierdas, por "totalitarias").

Como el autor ha publicado una respuesta -bastante despectiva, pienso yo- a mi comentario, he creído conveniente reiterar y afinar mis críticas (dentro de los límites que un comentario en un blog ajeno permite), por aquello de que, si no, parece que quien calla...

He aquí mi réplica:

Dejando a un lado los insultos y descalificaciones (por cierto, sí que leí la entrada sobre el concepto de Rechsstaat, y me gustó mucho como descripción de lo que narra el libro que comenta, pero creo que no viene muy a cuento, porque el debate alemán al que ahora nos referimos no es jurídico, es político):

1) Reitero la idea-fuerza que proponía en mi comentario: que la entrada está completamente desenfocada, pues pretende extraer consecuencias políticas para España de un debate esencialmente alemán, que versa sobre una cuestión terminológica. 

2) Seguro que habrá muchas razones para criticar a Podemos, pero, desde luego, las críticas deberían versar acerca de las políticas que proponen, y no sobre su presunto "totalitarismo" (otra palabra fetiche, propagandística y vacua). En Alemania, dada su historia contemporánea, se entiende mejor -que no justifica- el tono un tanto desmesurado de esta discusión. Pretender trasladarla a España, empleando debates jurídicos complejos (acerca de la validez del orden jurídico, de la relación entre vigencia de la norma y justicia, del deber de obediencia al Derecho, etc.) para argumentar sobre problemas de política electoral me sigue pareciendo demagógico.

3) Puesto que, en Alemania, ni unos ni otros niegan que en la DDR se cometieron tropelías, discutir sobre si era o no un Unrechtsstaat versa principalmente sobre si comunismo y nacionalsocialismo (DDR y Tercer Reich) fueron equiparables (y en Alemania esto tiene un carga simbólica, y política, fundamental), o no lo fueron. Porque, fuera de ello, no hay debate: todos están de acuerdo.

4) Y ya que el autor se pone tan despectivo y estupendo con los "catedráticos de Derecho" (sic), le recomiendo que amplíe sus lecturas, y aprenda que el concepto "militante" de Estado de Derecho y de democracia que él sostiene es altamente discutido por buena parte de la doctrina jurídica y constitucional. Y más aún la idea de que el Derecho sumamente injusto no sea Derecho, o de que exista eso que se ha dado en llamar Unrechtsstaat. Concepto que, según muchos (en esencia, los que defendemos un concepto positivista de Derecho), es más un concepto ideológico que un concepto técnico. Pero, en fin, sobre todo ello supongo que tendré que discutir con quienes están dispuestos a ello.

Saludos.


6 comentarios:

Jesus Fernandez-Villaverde dijo...

No he publicado la replica porque simplemente me parecia que carecia de honestidad intelectual.

Cuando deje de reírme de lo de “Gustav Radbruch -jurista socialdemócrata, judío, exiliado” (ser judío es obviamente irrelevante, decir que Radbruch lo fue mientras presume de saber mucho sobre el pensamiento jurídico alemán es causa de hilaridad suprema) y empecé a redactar mi respuesta al comentario pensé en que líneas seguiría su réplica.

Aventuré dos cosas (ya llevo muchos años escribiendo en este blog para saber de que pie cojean los españoles cuando debaten). La primera es que sobre el tema de Radbruch siendo judío pasaría por alto. La segunda es que la respuesta empezaría con falsa indignación

Acerté al pleno en ambas.

Con respecto a Radbruch. ¿Ni una mísera línea al estilo “es verdad, Radbruch no era judío, no se como se me pasó”? No, no, no. ¿Uno mete la pata en España? ¡Para qué reconocerlo! En fin: en España la honestidad intelectual es un lujo que pocos se pueden permitir.

Con respecto a la falsa indignación. Usted escribió “Me parece algo confuso, poco informado y aun algo demagógico, el análisis que se propone”. Aparentemente esto no es un “insultos o descalificaciones”. Pero bueno, ya sabemos que en España “insultar” y “descalificar” son verbos irregulares:

“Yo critico”

“Tú insultas o descalificas”

Yo, sinceramente, no veo la diferencia formal entre decir que mi análisis era “poco informado” y yo decir “Así que no acuse a otros de estar poco informados sin saber realmente de lo que habla”.

Me sorprende más la frase “ya que el autor se pone tan despectivo y estupendo con los "catedráticos de Derecho"”. Como dicen por aquí “uh?????” Mi frase fue: “A mi me llamo mas que nada la atencion lo mediocre que es la argumentacion para venir de un catedratico de derecho.” Tal y como yo la leo la frase dice:

a) Los catedráticos de derecho son tipos listos.
b) Esta respuesta no esta a la altura.

En ningún momento soy despectivo con el conjunto de catedráticos. Usted sabrá porque ha querido leer la frase de esa manera.

Sobre el contendido sustantivo de sus comentarios, casi mejor no entrar en los mismos, porque realmente no hay nada detrás: sinceramente, la argumentación es tan pobre que no quiero perder el tiempo. Yo he citado sentencias concretas del Bundesverfassungsgericht sobre el contendido en el derecho alemán del concepto de Estado de derecho (y podría haber citado decenas más), usted no.

Pero bueno, como dice otro lector, el mero hecho que usted diga “régimen de Bonn” ya lo explica todo.

En fin, have a nice life.

José Manuel Paredes dijo...

Gracias por el comentario. Dejando aparte la cuestión de si Radbruch es o no judío (lo puse de memoria, y en realidad carece de importancia en el contexto de la argumentación), me gustaría recibir respuesta a los argumentos: ¿qué tiene que ver el debate alemán con lo que está pasando en España? Y sí, ya sé que el Bundesverfassungsgericht tiene una determinada posición (determinada en buena medida por lo que dice la propia Grundgesetz, y sin duda por la historia alemana). Pero la cuestión es que esa es una posición muy determinada, polémica y discutible. En mi opinión, y en la de otros muchos, errónea. En todo caso, sobre eso habría que discutir. Claro que ese es un debate técnico, teórico, que claramente no es el que le interesaba al Sr. Fernández-Villaverde: justamente, lo que denuncio (y a lo que no responde) es su intento de usar conceptos y teorías jurídicas (discutibles) para, trasladándolas de contexto y abusando de la ingenuidad de los lectores, extraer sus propias conclusiones políticas. Está en su derecho de defenderlas, pero no con argumentos tan tramposos.
Sobre insultos y demás, no entro: que juzgue el lector acerca del tono de uno y de otro. Pues eso es entrar en una pelea de egos, que no es mi batalla: sólo diré que esperaba un poco más de fair play, de discusión sobre mis argumentos. Pero -digo yo también- en fin, se ve que fuera de España hay de todo, igual que lo hay en España...

José Manuel Paredes dijo...

Copio íntegra la última "aportación" al debate que el Dr. Fernández-Villaverde me envía, por mensaje privado:
"la vida es muy corta y mi coste de oportunidad alto: el correo que me acaba de enviar lo he mandado a la papelera sin abrirlo y he vaciado la papelera.

No hace falta escribir nada mas

J


--
Jesús Fernández-Villaverde
Economics-University of Pennsylvania
www.econ.upenn.edu/~jesusfv

君臣上下貴賤皆從法,此謂為大治"
¡A esto lo llamo yo savoir faire intelectual! En fin...

José Manuel Paredes dijo...

Volviendo a los asuntos serios: quien quiera leer, algo más desarrollados, los argumentos críticos de una concepción positivista del Derecho (en mi opinión, la más correcta) en contra de conceptos tan ideológicos como el de "Unrechtsstaat", puede hacerlo aquí:
http://josemanuelparedes.blogspot.com/2014/10/juan-antonio-garcia-amado.html
Se hace, además, ahí una remisión a la entrada del blog de un buen teórico del Derecho, que explica en detalle esa concepción positivista del Derecho.

José Manuel Paredes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Manuel Paredes dijo...

Para quien quiera saber más sobre el concepto de Unrechtsstaat (y no únicamente hacer un uso tópico, propagandístico y acrítico del mismo, como el que justamente critico más arriba), será de interés un libro que acaba de aparecer en Alemania: Unrechtsstaat DDR, de Robert Hansack (http://www.peterlang.com/index.cfm?event=cmp.ccc.seitenstruktur.detailseiten&seitentyp=produkt&pk=86421&cid=348).

Publicar un comentario

Más publicaciones: