X

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

martes, 18 de octubre de 2011

Crítica (preliminar) a la propuesta "Democracia 4.0"

Un breve comentario, puramente preliminar, acerca de la propuesta Democracia 4.0 que circula por internet:

Habrá que mirárselo con un poco más de detenimiento, pero, así, a primera vista, le veo ya algún problema serio a la propuesta: claramente, beneficia a quienes sean capaces de organizarse, frente a quienes no lo sean. Esto, por supuesto, tiene su parte buena: fomenta la participación. Pero también posee una parte mala, y aun peligrosa: organizarse para participar no es sólo -aunque también- una cuestión de voluntad; depende además de los medios de los que se disponga. Medios de comunicación, dinero, recursos humanos, redes sociales, etc. Es decir, no es algo que decida cada uno en su conciencia aisladamente, sino que está muy condicionado, además, por el reparto del poder social.

Así, en un sistema de democracia semidirecta como el que se está proponiendo, l@s ciudadan@s y organizaciones más activas estarían claramente sobrerrepresentadas en comparación con el resto... que pueden ser muchas más personas (obviamente, con sus propias opiniones políticas, tan válidas en principio como las de las demás). Y ciudadan@s y organizaciones más activas quiere decir también ciudadan@s y organizaciones con más poder: quien esté más marginado, menos organizado, tenga menos altavoces para sus ideas, tenga menos medios para hacer propaganda de las mismas, etc. (pongamos: inmigrantes, personas encarceladas, analfabetos, personas sin acceso fácil a internet, pobres, etc.), no será escuchado. Más exactamente: será menos escuchado que ahora: ahora, en principio, cualquiera tiene la oportunidad de votar, puesto que el coste de ir a votar es extremadamente pequeño (quien no vota, lo hace por otros motivos, no por el esfuerzo que dicho acto representa). Participar, sin embargo, de forma activa, constante, alerta, es algo mucho más esforzado. Y quien tenga más fuerza para ello (no digo personas, digo movimientos y organizaciones), gana: obtiene sobrerrepresentación (respecto del estado real de opiniones en la sociedad).

En un ejemplo (creo yo que perfectamente realista): la iglesia católica, por ejemplo, tiene más capacidad de movilización que nadie en España, pero ello no quiere decir que su opinión represente a la mayoría de la población. ¿Debería, entonces, favorecerse, la sustitución del peso del voto de l@s diputad@s por el de l@s votantes católic@s llamados en masa a -por ejemplo- votar en contra del aborto, por parte de las organizaciones católicas conservadoras (que han demostrado que pueden reunir fácilmente cientos y cientos de miles de personas en una manifestación -muchos más que el Movimiento 15-M, por supuesto-, cuanto más lograr que voten electrónicamente? Al final, se llevaría el gato al agua quien más medios tenga, para movilizar a más gente. Es decir, los de siempre.

Todo lo anterior no hace bueno el actual sistema de democracia puramente delegativa. Pero obliga a pensar más en serio en el problema, pues remedios aparentemente muy democráticos no hacen sino agravar el problema. Me temo que el asunto del diseño institucional de la democracia participativa ha sido estudiado ya muchas veces, y que no hay soluciones simples. Y ello, porque, en la realidad, el principio "un(a) ciudadan@, un voto" (en sí mismo, espléndido), se topa con la realidad de que ni tod@s l@s ciudadan@s tienen el mismo poder y la misma capacidad de acción (al contrario, en una sociedad poco igualitaria, hay notables diferencias en la capacidad de acción) ni es posible ignorar que hay espacios organizados, con capacidad de capturar la voluntad de muchas personas y de incentivar su participación, en detrimento de la representación de (una gran mayoría de) l@s no muy implicad@s -por convicción o por imposibilidad- en la cosa pública. Y, desde luego, no estoy pensando precisamente en el Movimiento 15-M, sino en organizaciones mucho más siniestras y poderosas, que sin duda se llevarían el gato al agua con un sistema como el que se propone...

Más sobre el tema:

http://josemanuelparedes.blogspot.com/2011/11/ivan-rivera-la-democracia-40-frente-la.html

12 comentarios:

Clemente dijo...

La Iglesia Católica, como los demás poderes fácticos, sólo tendría el poder que le den los que estén dispuestos a votar lo que ella les diga. Compara esto con el poder que tienen ahora de poner en el poder a quien quieran para que durante 4 años hagan exactamente lo que ellos digan. NO HAY COMPARACIÓN!

Guillem dijo...

La cuota de voto es proporcional. Efectivamente se premia la organización, como hoy día con el bipartidismo que impera. No coincido en los recursos. Está comprobado que con poco se consigue mucho y esto irá a más cada día que pase.
Me parece una propuesta válida, mejorable, pero considerablemente mejor que la actual... por no decir de su potencial.
Hay que aprovechar los recursos de los que disponemos.
Gracias por la crítica

Juan Blanco dijo...

Criticar que se beneficia a los que participan es como decir que la democracia representativa beneficia a los diputados que van al Parlamento y perjudica a los que se quedan en casa durmiendo.

El ejemplo de la Iglesia es bueno, pero da por hecho que todo el que está bautizado va a misa, y las catedrales tampoco es que estén abarrotadas.

Ni somos borregos, ni necesitamos ser cuidados por perros pastores, que nos dirijan y nos protejan de los lobos. A lo mejor el hecho de que nos hayan abandonado ante estos mismos lobos es lo que nos ha hecho dejar de querer ser tratados como borregos, y que queramos protegernos a nosotros mismos.

Se tienen muchos prejuicios e ideas preconcebidas, que son las que se han usado desde siempre para deslegitimar propuestas justas como ésta, bajo el simple pretexto de que no somos capaces de decidir por nosotros mismos, que nos tienen que 'dirigir'.

Hasta hace muy poco, ni los negros ni las mujeres podían votar porque su voto era 'influenciable', ya fuera por el amo esclavo o por el marido.

Las críticas siempre son bienvenidas, así que se lo agradezco. Espero que reciba de buen grado mi réplica.

Anónimo dijo...

Me alegra ver que existe la critica, me esta dando la sensacion de ser el unico que ve deficiencias en la propuesta. Condicionar el voto digital de muchos será un problema de medios, facilmente dirigible por el capital. El pais del caciquismo no va a cambiar si la papeleta en vez de papel es digital. En vez de flotar autobuses, flotaran ciberaulas. Creo que la solucion a la actual ley electoral pasa por medir la capacidad de voto de los actuales 350 diputados en votantes, esto es, su a uno del partido X le ha salido el diputado a 90000 votantes, su voto debe valer eso 90000 votantes, y si a un partido Y su diputado ha costado 120000 votantes, el voto de ese diputado debe pesar 120000 votantes. Los partidos sin representacion tendrian que poder delegar su capacidad de voto, permitiendose la representacion de estos por otros partidos con representacion.
P.D.: Hay veces que escucho cosas de esa democracia 4.0 que mas que democracia me parece payasada del capital para desviar la atencion. ¿quien controlara esos datos, los servidores (interventores de mesa) de los partidos como se controlaran? ¿Quien mantendra esos servidores? ¿A quien serviran? :) Siento ser el "PERO"nista
http://www.scribd.com/doc/56520210/Ley-Electoral

Anónimo dijo...

Revol Hack dijo: http://www.facebook.com/groups/233584346696748/#mall_post_235776606477522

Anónimo dijo...

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/19/andalucia/1305833297.htm

Este el caso de 'Democracia 4.0', la iniciativa de Juan Ignacio Moreno Yagüe,....

Movimiento 15-M
Este abogado explica que él no tiene relación con el colectivo 15-M ni con Democracia Real Ya,...

¿Y por qué Democracia 4.0? "En realidad, el nombre surgió medio en broma. Los partidos empezaron a hablar de la Democracia 2.0 y yo pensé que una iniciativa así debía ir más allá, dos generaciones más. De ahí lo de 4.0".

Anónimo dijo...

Objeciones:

1.- Clara desproporcionalidad entre el ciudadano tecnoparticipativo y el que no.

2.- Clara desproporcionalidad entre grupos que permitan instrumentalizar la opción de grupo y el resto.

3.- Que la participación no es un voto cada cuarto de hora, que participar es debatir y que venza el sentido común y el bien común.

4.- Que su un ciudadano vota al partido 2P, y luego requiere su cuota, esta restando al resto de grupos su proporción. Por consiguiente está aumentando la representatividad de 2P.

5.- Que en la página de facebook el administrador dijo que no puede explicarse como funciona pero que funciona.

6.- Que lo que hay que instrumentalizar es que el debate asambleario llege a la clase política y está este obligada a debatirlo.

7.- Que la primera pregunta para que participemos pueda ser si estamos a favor de la recuperación energética de los desempleados. :)

Anónimo dijo...

Yo pienso que este plantiamiento es mejor que lo actual,un voto una persona es esplendido, ya que cada voto hace la diferencia.

carlos dijo...

Estoy encantado de la forma en que se está argumentando en este hilo. Suelo echar de menos en Internet debates de esta altura.
Estoy por dar la razón a todos: veo los peligros que esto tiene, pero seguir como hasta ahora tampoco me enamora.
Felicidades por ejercer la crítica de esta manera.
La madeja electoral está muy liada, como para tomar una opción clara.
También tienen su gracia los "Votablanco", que ofrecen no ocupar los sillones.
Pero por otro lado, estas iniciativas pueden fragmentar los votos "ni PP, ni PSOE", favoreciéndoles.

Un abrazo.

José Manuel Paredes dijo...

Gracias a todos los comentarios y críticas. Tan sólo una matización: quien presenta una propuesta, asume la carga de demostrar que puede funcionar. No valen, pues, argumentos meramente voluntaristas ("seguro que sí que funciona..."). En este sentido, no me valen réplicas como la que aparece hoy en REBELIÓN (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=138452). Porque las críticas que algunos hacemos se dirigen, por supuesto, tan sólo a la propuesta que se ha presentado, por lo que no vale replicar contra ellas que el modelo podría llegar a funcionar. Podría, claro: pero sería otra propuesta distinta, mejorada, no la actual. Precisamente, porque muchos compartimos el punto de partida(rechazo a la seudo-democracia), nos preocupa que no seamos capaces de identificar bien las causas y las fuentes de las que deben partir las soluciones. Y, en este sentido, me temo que el plebiscitarismo no puede ser una de tales fuentes, al menos tomado por sí solo.(No en vano todas las dictaduras han recurrido a él como fuente de legitimación: porque es extremadamente fácil de manipular.)
En todo caso, de nuevo, muchas gracias a tod@s l@s comentaristas y crític@s: sigamos discutiendo, que falta nos hace.

Anónimo dijo...

Las cuentas del cuento democracia 4.0:
Imaginemos 4.0 número de partidos +- 8
Imaginemos 4.0 un voto=1/35.000.000
Imaginemos 4.0 un voto de un partido "2p" mayoritario,
un voto 2p que reclama su cuota= 2 votos-1/(35.000.000*8)= 1+7votos/8= 1,875 votos
:)

Anónimo dijo...

http://brucknerite.net/2011/10/democracia_40_frente_realidad.html

Publicar un comentario

Más publicaciones: