X

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

sábado, 11 de febrero de 2012

"Deadline at dawn", de Harold Clurman


Quiero llamar la atención de esta película debido a su peculiaridad. Se trata, en efecto, de una obra que, desde el punto de vista estético, pero también desde el temático y dramático, se ubica en la corriente principal del género negro (subapartado: producciones RKO Pictures), justamente en el momento cumbre del desarrollo del mismo.

Sin embargo, lo cierto es que, vista con detenimiento, nos hallamos en buena medida ante una obra que constituye el anti-paradigma del género negro. Pues, en realidad, lo que nos narra es una historia de pecado, penitencia, redención y salvación: el delincuente se arrepiente, los inocentes se salvan, el delincuente se convierte, la penitencia le redime,...

Eso sí, todo ello en el marco del prototípico ambiente dramático (guerra, desesperación, soledad, nihilismo) que consagró el género. Y con la contrastadísima fotografía en blanco y negro que constituía la marca estilística del director de fotografía, Nicholas Musuraca. (Plus para melómanos: la música es de Hanns Eisler.)

Es cierto que la película se resiente algo de un tono un tanto teatral (consecuencia, seguramente, del guión de Clifford Odets), por lo dependiente que resulta de los diálogos y de la situaciones de encuentro entre personajes. Y que, seguramente por ello, no hace completamente justicia a la novela de Cornel Woolrich en la que se basa.

No obstante, es una rareza, muy digna de revisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más publicaciones: